Deprecated: mysql_escape_string(): This function is deprecated; use mysql_real_escape_string() instead. in /home/server1t/public_html/historia/wp-content/plugins/custom-permalinks/custom-permalinks.php on line 165

Deprecated: mysql_escape_string(): This function is deprecated; use mysql_real_escape_string() instead. in /home/server1t/public_html/historia/wp-content/plugins/custom-permalinks/custom-permalinks.php on line 166
La verdad sobre la Guerra de Troya » La Aventura de la Historia, revista de divulgación elaborada por expertos y catedráticos de prestigio
Arqueología
La verdad sobre la Guerra de Troya
18 octubre 2012
Aquiles cuida a Patroclo en el asedio de Troya, copia de una copa de Sosias, siglo V a.C.
Preparan una nueva campaña de excavación en la ciudad que inmortalizó Homero y de la que sólo se conoce una quinta parte. Repasamos su descubrimiento y las teorías encontradas sobre la realidad o ficción de la batalla en la que lucharon Aquiles y Héctor

La Ilíada de Homero era considerada en el siglo XIX un poema épico sin ningún viso de realidad. Las luchas y batallas de los héroes como Aquiles, Héctor, Ajax o Ulises,  el  fruto de la ficción, y la mítica Troya, una ciudad, que de existir, no tendría en nigún caso reflejo en los versos de Homero, que habría inventado lo más esencial y por tanto no serviría como base para encontrar su ubicación.

Pero Troya existió, tal y como se empeñó en demostrar el pionero arqueólogo Heinrich Schliemmann, que entre 1871  y 1874 encontró sus ruinas en Hissarlik, Turquía, guíandose por la lógica del relato, ya que a diferencia de la mayoritaria corriente de su momento, sí creyó que el texto de  Homero arrojaría luz sobre el emplazamiento de sus muros, como finalmente ocurrió. Ahora, una nueva expedición tiene como objetivo volver al estrecho de Dardanelos, Turquía, a hurgar en las entrañas de la ciudad homérica, de la que tan sólo se conoce una quinta parte. 

El nuevo estudio, que llevará a cabo William Aylward de la Universidad de Wisconsin-Madison,  podría ampliar los conocimientos sobre el yacimiento y alimentar la agria polémica entre historiadores y arqueológos que se abrió en el mismo momento en el que Schliemman encontró la supuesta primera piedra de la ciudad, debajo de siete estratos que  formaron nuevas urbes superpuestas a lo largo de los siglos: ¿Existió la Guerra de Troya?

William Aylward está convencido que las nuevas técnicas arqueólogicas y de estudio químico y biológico servirán para obtener una información mucho más precisa de unas ruinas que siempre han levantado diferencias en la comunidad científica. No en vano, la expedición en las llanuras turcas dirigida por Manfred Korfmann entre 1988 y 1995 arrojó unos resutaldos tan espectaculares como sospechosos para sus detractores.  Según sus conclusiones un gran asedio tuvo lugar en torno al 1.200 a. C. que destruyó la ciudad que se identifica como Troya y no descartaba el hecho de que Homero se basase en un acontecimiento histórico.

En un simposio sobre Troya en 2001 organizado en la Universidad de Tubinga, Korfmann llegó a las manos con sus colegas Frank Kolb y Dieter Harbel

Baste decir que en un simposio sobre los hallazgos organizado en la Universidad de Tubinga en 2001, -centro que ha liderado las excavaciones desde 1988- , Korfmann llegó a las manos con sus colegas Frank Kolb y Dieter Harbel, que no sólo negaban la mayor de sus resultados, sino que directamente le acusaban de habérselos inventado. Korfmann murió en 2005 y su legado lo continuó Ernst Pernicka, que dirige ahora el Proyecto Troya de la universidad de la ciudad alemana.

Pero las sospechas no sólo alcanzan a las excavaciones más actuales, el propio Schliemann, héroe por antonomasia de la entonces joven ciencia arqueológica no ha escapado de las dudas sobre sus investigaciones ya que el entusiasta excavador tendía a magnificar sus descubrimientos, manipulando su significado, como en el caso de la Máscara de Agamenón o el Tesoro de Príamo, rey de la ciudad de Troya.

En el primer caso, aunque la pieza es incuestionable que perteneció a un jefe guerrero noble no hay constancia de que haya pruebas evidentes que permitan afirmar que el objeto perteneció a Agamenón, el rey griego que asedió la ciudad de Troya en La Íliada. Simplemete, Schliemman perseguía con tanto ahínco la leyenda de sus amados versos -que conocía de memoria- que estaba a dispuesto a darle el empujón que necesitaban.

El caso del Tesoro de Príamo es aún más controvertido. Según el relato que ha pervivido, Schliemman lo encontró junto a su mujer Sofía, después de haber dado un día libre a sus ayudantes y subordinados intuyendo el formidable descubrimiento que estaba a punto de hacer. Cuando encontró los cerca de 8.000 objetos entre diademas de oro, pendientes, colgantes, pulseras y un sinfín de piezas, los atribuyó directamenre a Príamo, como en el caso de Agamenón. Hay fundadas sospechas, no obstante, de que Schliemann juntó poco a poco esas piezas y las presentó posteriormente como un hallazgo único, para darle más relieve.

Respecto a la historicidad de los versos de Homero, dejando aparte la evidente invención en todo lo relativo a la intervención de los dioses, parece probable que en la ciudad que conocemos como Troya se libró una guerra frente a las murallas, destruida poco antes del 1.200 a. C. Sin embargo, el anális de los datos que contienen los pasajes de La Iliada respecto a técnicas militares, armas, utensilios etc, tal y como escribió en el número 60 de  La Aventura de la Historia Fernando Quesada Sanz, profesor de Arqueología en la Universidad Autónoma de Madrid, arrojan numerosas incongruencias, como para pretender que las luchas de Troya pertenezcan a un periodo único y a una única batalla, ya que se describen armaduras, espadas y lanzas, por poner un ejemplo, que difieren entre sí hasta cinco siglos.

Mientras hay autores como Dorpfeld y Sperrling que defienden que la Troya del  VII nivel fue atacada por elementos micénicos, lo que darían el sustrato a una histórica guerra entre micenos y troyanos, que Homero habría utilizado como base para su Íliada, otros como Frank Kolb o Dieter Harbel  niegan cualquier viso de historicidad y cualquier relación entre los avatares acaecidos en la histórica Troya, con las luchas descritas por Homero.

Realidad, ficción o una mezcla de ambas, sigue alimentando el debate de uno de los más jugosos yacimientos del planeta, y al que la nueva expedición de William Aylward añadirá nuevos elementos a partir del próximo verano.

Julio MARTÍN ALARCÓN

jullio.martin@elmundo.es


3 Comentarios a “La verdad sobre la Guerra de Troya”

  1. Después de la batalla de Kadesh el imperio egipcio quedó muy tocado y el imperio hitita se consolidó como la mayor potencia de la zona de Asia menor, Grecia, Canaan, Babilonia y norte de África. Envalentonados por esta superioridad tomaron Chipre y bloquearon el comercio de cerámica de los aqueos (micénicos griegos). A estos no les gustó el bloqueo y mediante una serie de alianzas con los micénicos del oeste de Anatolia, los asirios, los libios y otros pueblo menores que malvivían entre el imperio egipcio y hitita planearon lo que sería primera guerra mundial de la historia. El objetivo era acabar con el imperio egipcio y el hitita. Los micénicos de Anatolia atacarían el imperio hitita por el oeste, los asirios por el sur; los libios atacarían Egipto por el oeste y el resto de pueblos atacaría Canaan y luego Egipto. Mientras los aqueos con una gran flota apoyarían ambas ofensivas. Los ataques empezaron y los egipcios y hititas se vieron acorralados, pero cuando los aqueos debían dar el golpe de gracia traicionaron a sus aliados, recuperaron Chipre y luego atacaron a sus hermanos micénicos de Anatolia, se apoderaron de la parte sur ya que todos los soldados estaban atacando el imperio hitita. Al llegar al norte se encontraron mucha más resistencia ya que los micénicos ya se habían enterado de la traición y volvieron para defender Wilusa (Troya). Los aqueos se desgastaron durante un año para conseguir derrotar a Troya. Total que al final esa primera guerra mundial debilitó a todos los imperios y pueblos y provocó cientos de miles de desplazados. Tan solo sobrevivió el imperio egipcio.Hititas y aqueos desaparecieron. Toda esa zona entró en decadencia durante muchos años. Pero de esa decadencia nació “algo” que fue único en la historia de la humanidad, pero eso ya es otra historia…

    • arthur cravan, Creo que deberías conocer mejor la época antes de decir lo que has dicho, en su mayor parte irreal o descabellado. Qadesh suele considerarse como una batalla que acabó en tablas ligeramente ventajosas para Hatti, lo que dista mucho de la aparatosa derrota egipcia que mencionas. No está claro en tu texto quién tomó Chipre (Alasiya), pero te lo puedo decir yo: los hititas, que tras perder las minas de cobre de Shubari e Ishuwa a manos de los asirios necesitaban desesperadamente ese metal para fabricar bronce (el hierro era aún muy escaso y de baja calidad). Y Chipre era la otra fuente de cobre de la región. Esta conquista, lograda gracias a la flota de Ugarit, ocurrió bajo Tudhaliya IV, según unos, o bajo Arnuwanda II según otros. El bloqueo que citas no fue impuesto por los estadillos siriocananeos, que nunca hubieran podido, sino por Hatti, y para debilitar a Asiria, aunque también fastidió bastante a los aqueos, que desde ese momento se encontraron siempre enfrentados a los hititas. Todo tu planteamiento se basa en el error de suponer que la guerra antigua era igual que la contemporánea, y no lo era, principalmente por la velocidad de la información. Las tropas en una campaña en el sur de Anatolia no tenían ni la más remota idea de qué estaba ocurriendo en el norte. Y para acabar, mencionar que lo más absurdo de tus palabras, y que evidencia por completo la supina ignorancia de la que partes, es la parida de comparar la crisis del 1.200 con las guerras de nuestra época. En fin, que te recomiendo que leas mucho más (en buenas fuentes, no en revistillas de divulgación) antes de empezar a escribir.

  2. [...] La verdad sobre la Guerra de Troya Tweet function mandaCorreo() { var msg = encodeURI(document.location.href); location.href('mailto:?body='+msg); } function imprimirPagina() { window.print(); } [...]

Deja Un Comentario

(necesario)

(necesario) (No será público)


*

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

El Mundo - Noticias Deporte - Marca.com Economía - Expansión Moda - Telva Moda - Yo Dona
Pisos - Su Vivienda Apuestas - Jugando Voy Trabajo - Expansión y Empleo Medicina - Diario Médico Enfermedades - Dmedicina
Farmacia - Correo Farmacéutico La esfera de los libros Información - Orbyt Compras - De tiendas por el mundo Consolas - Marca Player
Viajes - Ocho leguas Coches - Marca Motor Revista Descubrir el Arte Conferencias y Formación Másters - Escuela Unidad Editorial
El Cultural Clasificados Motor Actualidad Económica
   MAPA DEL SITIO   |   NEWSLETTER   |   ©UNIDAD EDITORIAL S.A.