Deprecated: mysql_escape_string(): This function is deprecated; use mysql_real_escape_string() instead. in /home/server1t/public_html/historia/wp-content/plugins/custom-permalinks/custom-permalinks.php on line 165

Deprecated: mysql_escape_string(): This function is deprecated; use mysql_real_escape_string() instead. in /home/server1t/public_html/historia/wp-content/plugins/custom-permalinks/custom-permalinks.php on line 166
Comisión Picasso » La Aventura de la Historia, revista de divulgación elaborada por expertos y catedráticos de prestigio

Hace 90 años la Comisión Picasso publicaba las conclusiones del expediente que el general de brigada Juan Picasso había entregado en abril al Parlamento;  un abultado informe de 2.433 folios. En él se consignaban los desastrosos acontecimientos acaecidos durante el trágico verano del año anterior en el Rif, norte de  Marruecos, conocidos ya como el “desastre de Annual”.  El expediente estalló como una bomba en el seno del ejército,  a pesar de que al general se le habían impuesto numerosas trabas, para limitar su marco de acción a la hora de investigar las actuaciones de oficiales y Alto Mando. 

Para comenzar, sus pesquisas cifraban las bajas en una escandalosa cifra, más de 10.000 soldados caídos en apenas 15 días, del 17 de julio al 9 de agosto, tras una serie de asedios y penosas retiradas.  La opinión pública se encendió definitivamente tras el informe que se acabó filtrando a la prensa; las campañas de Marruecos eran una sangría que estaba diezmando una generación. Los muertos eran la gota que colmaba el vaso de un conflicto que enfrentaba además a las clases sociales ya que los más pudientes podían evitar la llamada a filas mediante el abono de una cantidad.  

El general Juan Picasso.

Todo había comenzado el 17 de julio del año anterior, cuando las tropas rifeñas de varias harkas al mando de Abd el Krim atacaron y asediaron la posición de Igueriben, un “blocao” con una guarinición de 350 hombres a escasos kilómetros del campamento de Annual, donde se encontraba el grueso del ejército. Durante cuatro días los soldados al mando del comandante  Julio Benítez aguantaron un cruel hostigamiento, agravado por la falta de víveres y agua.  El agobiante calor del verano marroquí asfixió a unos soldados que aislados, sin agua, acabaron por beberse la colonia, la tinta y hasta sus propios orines, mientras esperaban desesperados una columna de socorro desde Annual, que nunca llegó.

Igueriben era la muestra más palpable de la incompetente planificación del general Manuel Fernández Silvestre, jefe de la Comandancia de Melilla y de la operación que había llevado al ejército español a avanzar hasta la posición de Annual, con el objetivo de ocupar la bahía de Alhucemas antes del día de Santiago, el 25 de julio.

Silvestre había ido avanzando sin tomar precauciones, con una deficiente intendencia y estableciendo posiciones defensivas conocidas como “blocaos” que en su mayor parte eran una trampa mortal, ya que estaban aislados y carecían de suministros básicos, como el agua, que dependía de una serie de convoyes difíciles de llevar a cabo debido en ocasiones a lo accidentado del terreno.

Desde Annual el general Sivestre fue incapaz de socorror al comandante Benítez sitiado en Igueriben. Esa misma tarde era su propio campamento el que estaba rodeado por los rifeños en proporción de cuatro a uno. Silvestre ordenó  la mañana del 22 de julio que los 5.000 soldados de Annual -al que se le habían unido diferentes guarniciones de posiciones cercanas- emprendieran la marcha hacia Melilla.

El general Manuel Fernández Silvestre.

El repliegue ordenado se convirtió rápidamente en una  penosa retirada primero y en una trágica desbandada después.  Oficiales y tropa huyeron despavoridos en confuso tropel a través de los desfiladeros de Izummar camino hacia la fortaleza de Dar Drius, mientras eran acribillados desde las alturas por los rifeños. Alrededor de 2.500 hombres murieron en unas pocas horas. Silvestre, según algunas versiones, se suicidó en su tienda en las primera horas. No se pudo comprobar porque su cuerpo no apareció nunca

Los cerca de 3.000 supervivientes, a los que se les había unido efectivos de todas las posiciones cercanas en el camino hacia Melilla, llegaron días después, el 29 de julio, al fuerte de Monte Arruit, a unos 30 km de Melilla. Sería lo más cerca que jamás estarían. Tras un nuevo asedio de diez días, el general Navarro, segundo de Silvestre, rindió la posición con  la autorización del general Dámaso Berenguer, Alto Comisario de Marruecos. Fueron masacrados. Apenas salvaron la vida 60 hombres que fueron hechos prisioneros en su mayoría.

El general Picasso se hizo cargo de la investigación el 15 de julio, apenas seis días después de la matanza de Monte Arruit. Pronto se encontró con la opocisión del Alto Comisario de Marruecos, el general Dámaso Berenguer, superior del general Silvestre, que no quería que se depuraran responsabilidades en el Ato Mando y para lo cual pidió al ministro de la Guerra que protegiera la información como materia de seguridad del estado.

El minsitro accedió, pero Juan Picasso no se dio por vencido y se trasladó a Melilla, donde tomó declaración a cerca de 80 personas, entre supervivientes, soldados de permiso en Melilla, oficiales, telegrafistas etc. Tras nueve meses de trabajo de campo regresó a Madrid en febrero de 1922 donde puso orden a sus papeles y elaboró el informe final que entregaría al Parlamento el 18 de abril.

El escándalo estaba servido, los diputados en el congreso mantuvieron agrias polémicas: se designaron varias comisiones parlamentarias para depurar responsabilidades al más alto nivel, entre las que se incluían las del propio rey Alfonso XIII, amigo íntimo de Silvestre  a quien habría animado a avanzar de forma irresponsable para llegar hasta la bahía de Alhucemas.  Finalmente, el general Miguel Primo de Rivera abortó cualquier proceso de depuración con su golpe de Estado del 13 de septiembre de 1923. La dictadura enterró el desagradable asunto, salvaguardó la imagen del rey y acabó definitivamente con las campañas de Marruecos en 1925, tras una alianza con Francia.

Julio MARTÍN ALARCÓN

julio.martin@elmundo.es


El Mundo - Noticias Deporte - Marca.com Economía - Expansión Moda - Telva Moda - Yo Dona
Pisos - Su Vivienda Apuestas - Jugando Voy Trabajo - Expansión y Empleo Medicina - Diario Médico Enfermedades - Dmedicina
Farmacia - Correo Farmacéutico La esfera de los libros Información - Orbyt Compras - De tiendas por el mundo Consolas - Marca Player
Viajes - Ocho leguas Coches - Marca Motor Revista Descubrir el Arte Conferencias y Formación Másters - Escuela Unidad Editorial
El Cultural Clasificados Motor Actualidad Económica
   MAPA DEL SITIO   |   NEWSLETTER   |   ©UNIDAD EDITORIAL S.A.