Creado tras la declaración de las ruinas romanas de Tarragona como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el festival  Tarraco Viva nació en 1999 con el fin de divulgar el conocimiento del pasado romano de la urbe, los estilos de vida de la Antigüedad, el valor el Mediterráneo como espacio de creación cultural y la importancia de conocer la historia para abarcar en toda su profundidad el presente.

Este año, Tarraco Viva se celebra del 17 al 27 de mayo y coincide con el 18 centenario de la universalización de la ciudadanía romana en 212, por decisión del emperador Caracalla.

Juegos de gladiadores, exposiciones, degustación de platos tradicionales de cocina romana, actuaciones en las que grupos de actores escenifican historias personales de ciudadanos romanos de diferentes clases y profesiones -como empresarios, prostitutas, profesores, militares y comerciantes- son parte de un programa de actividades, en cuyos aspectos técnicos participan como asesores especialistas y profesores universitarios.

A ello hay que añadir proyecciones de audiovisuales y documentales, conciertos de música romana, conferencias, talleres de literatura y lecturas dramatizadas.

De este abanico de ofertas, tradicionalmente lo más celebrado es aquello vinculado con la acción, como la recreación de tácticas militares romanas y los desfiles triunfales.

¿Cómo era un foro? ¿Cómo se cultivaba y cómo se comerciaban los productos del campo? ¿Cómo transcurría un día cualquier en la vida cotidiana del imperio? ¿Qué conocimeintos médicos, arquitectónicos, científicos existían? Todas estas y muchas preguntas más tienen respuesta en las actividades diseñadas para esta edición del festival.

Pero los romanos no estaban solos. En la Península absorbierona  los pueblos celtíbéricos tras un largo periodo de convivencia en que los autóctonos mantuvieron sus tradiciones, sus costumbres y sus dioses. Tarraco Viva rinde también homenaje a los celtíberos reservnado un espacio de sus instalaciones a esta cultura y recreando un poblado.

Más información