Juliana Morell, la primera doctora en leyes

Nacida en 1594 en Barcelona, estudió filosofía, metafísica, matemáticas y derecho y, en 1608, defendió en el palacio pontifical de Aviñón su tesis para acceder al grado de doctora en leyes, siendo la primera mujer en la historia en lograrlo

Grabado de Juliana Morell, la primera doctora en Leyes.
Grabado de Juliana Morell, la primera doctora en Leyes.

Juliana Morell nació en Barcelona el 16 de febrero de 1594, en el seno de una familia de banqueros. Huérfana de madre desde muy pequeña, su padre, Joan Antoni Morell, un hombre con inquietudes intelectuales y simpatías por el erasmismo, le procuró una esmerada educación, primero en el convento de las dominicas y, posteriormente, con tutores privados vinculados a la Universidad de Barcelona.

En 1602 se trasladó junto a su padre, que había sido acusado de homicidio en la Ciudad Condal, a Lyon, donde estudió filosofía, metafísica, matemáticas y derecho, entre otras materias.

Poseedora de una mente privilegiada, Juliana empezó a participar en debates intelectuales y, en 1608, defendió en el palacio pontifical de Aviñón su tesis para acceder al grado de doctora en leyes, siendo la primera mujer en la historia en lograrlo.

En esta ciudad francesa sería también donde iniciaría su vida religiosa, ingresando en el convento de Santa Práxedes, donde tomó los votos en 1610 y en el que permaneció el resto de su vida, dedicada al estudio y la escritura, hasta su muerte en 1653.

Citada por Lope de Vega en su obra El laurel de Apolo, describiéndola como “quien [ha] hecho cuatro las gracias y las musas diez”, Juliana Morell es la única mujer cuyo nombre aparece en el paraninfo de la Universidad de Barcelona (en la imagen), como reconocimiento a sus méritos, logrados con la implícita transgresión de las rígidas barreras de género de su época.

Más efemérides cada mes en tu número habitual de la revista La Aventura de la Historia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here