Enero de 1939: la caída de Barcelona

En los estertores del conflicto, el agotamiento republicano dio a Franco una victoria rápida en Cataluña que originó la huida de más de 400.000 personas hacia Francia bajo terribles condiciones climáticas. Recordamos esa ofensiva y el Plan P del general Rojo, un último intento que no impidió la entrada rebelde en la Ciudad Condal

Edad contemporáneaEnero de 1939: la caída de Barcelona

Franco hubiera podido atacar a una Cataluña casi inerme en la primavera de 1938, cuando optó por Valencia, un territorio mejor defendido y mucho más abrupto; y, sobre todo, pudo hacerlo a finales de julio, cuando la ofensiva republicana se embotó en el Ebro, implicando allí sus mejores unidades. Pero optó por prolongar la matanza hasta mitad de noviembre, cuando los agotadísimos republicanos repasaron el Ebro. Satisfecho de su habilidad, Franco ordenó la ofensiva contra Cataluña y Barcelona: la hubiera querido iniciar el 10 de diciembre, pero se lo impidieron lluvias torrenciales y nevadas y el retraso en reunir el imprescindible material italo-germano.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

Artículo anteriorEl festín de Baltasar
Artículo siguienteLa paranoia de Enver Hoxha

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

David Solar
David Solar
Exdirector de La Aventura de la Historia

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

Bernardino de Sahagún y el México náhuatl

Nonagenario ya, el sacerdote y misionero Bernardino de Sahagún falleció en el convento Grande de San Francisco de Ciudad de México el 5 de...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia