Honnecourt: el triunfo de Francisco de Melo

Tras el fallecimiento del Cardenal-Infante, el portugués Francisco de Melo fue designado gobernador provisional de Flandes. Bien asesorado, en 1642 asestó a los franceses una severa derrota que le franqueó el paso hacia Francia. Detallamos la campaña y explicamos las razones que le impidieron proseguir la ofensiva e imponer un tratado de paz a París

Monarquía HispánicaAustriasHonnecourt: el triunfo de Francisco de Melo

Colaborador de máxima confianza del conde-duque de Olivares, Francisco de Melo fue designado gobernador provisional de los Países Bajos a la muerte de Fernando de Austria. Aunque el portugués carecía de experiencia militar, sí la tenía de forma extensa en el ámbito diplomático y de gobierno, al haber sido embajador en Génova y Viena, así como virrey de Sicilia. Como había sucedido con don Fernando, Olivares esperaba que la plana mayor del Ejército de Flandes le asesorara correctamente. De hecho, Melo no pudo tener mejor comienzo desde que llegó a Bruselas, el 15 de enero de 1642.

La batalla de Honnecourt, por Pieter Snayers. En un despliegue atípico, el ejército francés se reunió en la cima de una colina en forma de una L girada hacia la derecha. A la izquierda, la abadía junto a la que Melo aisló y aniquiló al ejército francés.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Javier Garcia de Gabiola
Javier Garcia de Gabiola
Abogado e investigador

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

El poeta Walt Whitman en Washington, hacia 1865.

Walt Whitman, la voz libre de América

Todo empezó en marzo de 1842, cuando Ralph Waldo Emerson impartió la conferencia El poeta en Nueva York. Por entonces, Walter Whitman (Walt Whitman)...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia