Utrecht, la paz más dolorosa

La muerte de Carlos II, el último Habsburgo español, y la lucha por su trono sumergió a Europa en una contienda internacional que enfrentó a las principales potencias. Detallamos el camino que hace tres siglos desembocó en el tratado que puso fin a la Guerra de Sucesión, a cambio del reconocimiento de Felipe V, la liquidación de las posesiones españolas en el continente y la pérdida de Menorca y Gibraltar

Monarquía HispánicaBorbonesUtrecht, la paz más dolorosa

En abril de 1713, se firmaron en la ciudad holandesa de Utrecht los primeros tratados que, junto con los que fueron rubricados en Rastatt, son conocidos como las paces que llevan el nombre de dichas ciudades. Pusieron fin a la llamada Guerra de Sucesión española, desencadenada a causa del testamento de Carlos II, el último de los Habsburgo españoles, donde quedaba establecido que su heredero en el trono de España sería el duque de Anjou, quien reinaría con el nombre de Felipe V.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Jose Calvo Poyato
Jose Calvo Poyato
Doctor en Historia Moderna y escritor

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

Los patriarcas Focio e Ignacio, que en el siglo IX protagonizaron el primer enfrentamiento entre Roma y Constantinopla.

El cisma de Oriente y Occidente

La palabra Cisma, que significa división, discordia o desavenencia entre los individuos que pertenecen a una misma Iglesia o religión, ha sido usada para...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia