La Guerra de los Treinta Años

Entre 1618 y 1648, la mayoría de los estados europeos se involucró en un enfrentamiento devastador de enorme complejidad. Pero para entender el fenómeno es preciso tener en cuenta los conflictos cruzados que se dirimían simultáneamente

Dossier La Guerra de los Treinta Años

Hay un enfrentamiento de todos los que tuvieron lugar entre los siglos XVI y XVIII que, por territorios participantes, duración e intensidad, llama poderosamente la atención: la guerra de los Treinta Años.

Con este nombre se denomina al conflicto bélico que asoló gran parte de Europa entre 1618 y 1648 y en el que intervinieron de forma directa o indirecta prácticamente todos los Estados por entonces existentes, desde Suecia a Saboya y desde Castilla a Prusia. Su estudio, pues, deviene en una enorme complejidad porque, más allá de la descripción de las operaciones militares, debe centrar su foco en las causas y consecuencias de la contienda, así como en las características intrínsecas de la misma.

El rey GUSTAVO ADOLFO de Suecia, uno de los grandes protagonistas en los inicios de la guerra de los Treinta Años, en la batalla de Breitenfeld (1631), por Johann Walter, Museo Histórico de Estrasburgo.

Artículos de este dossier

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Fernando Negredo del Cerro
Profesor de Historia Moderna, Universidad Carlos III de Madrid

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad.

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia

Ir a la barra de herramientas