Catón el Censor: la honra como credencial

Brillante orador, militar de éxito, azote de la corrupción, su nombre pasó a la posteridad como sinónimo de rigor y severidad. Despejamos equívocos en torno a su figura, al trazar el perfil de un político que supo ascender gracias a sus dotes oratorias y a su imagen de frugalidad

Historia AntiguaCatón el Censor: la honra como credencial

Un catón, según la Real Academia de la Lengua, es un “censor severo”, además de un libro sencillo para aprender a leer. Un personaje histórico, un político romano, acabó así convertido en un arquetipo para la posteridad, merced a una biografía coherente, a un retrato bien construido, legado por Plutarco. Pero, ¿es verídico?

Para que un modelo de conducta basado en la cautela o la precaución, que es lo que significaba catus en latín, haya pasado a encarnar una actitud represora conforme a una ideología reaccionaria ha intervenido una interpretación histórica muy sesgada. Se ha convertido al auténtico Catón en un exemplum encorsetado de hombre íntegro a ultranza.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Pedro Angel Fernandez Vega
Pedro Angel Fernandez Vega
Profesor de Patrimonio Histórico-Artístico y de Arte Antiguo y Clásico, UNED

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

Charles Chaplin, en la película "El gran dictador".

125 años del cine

Como un reguero de pólvora, el cinematógrafo de los hermanos Lumière se expandió en pocos meses por todo el mundo. Uno de sus primeros...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia