Crimea, la primera guerra moderna

Gran Bretaña, Francia y Turquía lucharon contra Rusia en un complejo conflicto que para muchos constituye la primera guerra moderna. Analizamos los intereses de los contendientes y los múltiples errores militares cometidos por soldados que llevaban cuatro décadas sin combatir

Edad contemporánea Crimea, la primera guerra moderna

Quién ha oído hablar de la Guerra de Crimea, que hace más de 150 años conmocionaba Europa? En París hay unos cuantos lugares que llevan nombres de allá sin que evoquen nada; el puente de Alma es famoso no por conmemorar la primera batalla ganada en Crimea, sino porque es donde se mató Diana de Gales. En Turín se encuentra un ensanche burgués llamado Borgo Crimea; le interesa a arquitectos y urbanistas como compendio de estilos “modernos”, pero nadie se acuerda de que Crimea supuso la puesta de largo internacional de la Monarquía italiana.

El cine, la épica del siglo XX, no le ha prestado atención, y ya se sabe que las guerras no existen si no hay películas que las cuenten. Solamente hay dos sobre Crimea que merezcan la pena citarse: La carga de la Brigada Ligera, de Michael Curtiz (1936), una glorificación al estilo Hollywood de la gallarda caballería inglesa –con Errol Flynn, héroe y mártir, o sea, como Murieron con las botas puestas, pero con rusos en vez de sioux– y La última carga, de Tony Richardson (1968), una lectura crítica del imperialismo británico, un panfleto antimilitarista adecuado al espíritu del 68. Mucho peor que la de Errol Flynn.

Detalle de la “Defensa de Sebastopol 1854-1855”, bulevar histórico, distrito de Leninsky, Sebastopol. Museo Panorámico sobre el asedio de Sebastopol.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Luis Reyes
Luis Reyes
Periodista y escritor

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

Johann Sebastian Bach

Decía Platón, con acierto, que la música debía ser para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo. Quienes nos hemos dedicado profesionalmente...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia