Cuba y el Grito de Baire

El 24 de febrero de 1895, aprovechando el comienzo del Carnaval, los insurrectos cubanos iniciaron una nueva y definitiva campaña bélica por su independencia. Narramos los preparativos del movimiento y los primeros pasos de los rebeldes

Edad contemporánea Cuba y el Grito de Baire

Unos días antes de que, el 24 de febrero de 1895, estallara la definitiva insurrección cubana por la independencia, el responsable del movimiento en La Habana, Juan Gualberto Gómez, coincidió en el tranvía con uno de los jefes del gobierno militar en la capital. Se trataba del coronel Santocildes, quien en julio del mismo año perdería la vida en el combate de Peralejo contra Antonio Maceo. El diálogo entre los dos amigos adquiere un rumbo inesperado cuando el español le da un palmetazo en las piernas al cubano y le pregunta de sopetón: “¿Cuándo nos levantamos?”.

Por un momento, el hombre de Martí cree que los españoles están al corriente de todo, pero no es así. La pregunta tenía otro sentido. Hasta el último momento, los conspiradores habían podido tejer sus redes sin sufrir la menor molestia, a pesar de que el 12 de enero tuvo lugar el descubrimiento de un gran alijo de armas dispuesto para salir en tres barcos desde la costa norteamericana en dirección a la isla. Desde meses atrás, y a pesar de los múltiples indicios de alarma, la insurrección era preparada casi a la luz pública. “En La Habana se conspiraba al aire libre”, resume el cronista Tesifonte Gallego.

Conducción de presos cubanos independentistas, en un dibujo de Manuel Alcázar, publicado en La Ilustración Española y Americana, en abril de 1896.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Antonio Elorza
Profesor emérito de Ciencias Políticas, Universidad Complutense de Madrid

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

"Don Pelayo en Covadonga", Luis de Madrazo y Kuntz, Madrid, Museo del Prado, 1855.

1.300 años de la batalla de Covadonga

La batalla de Covadonga fue relatada de forma muy diferente por las crónicas musulmanas y las cristianas. Los árabes cuentan que, tras reducir a los...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia