Don Álvaro de Luna, los vaivenes de la fortuna

De ser la mano derecha del rey Juan II pasó a ser decapitado en la plaza pública en Valladolid. Trazamos el perfil de un noble acaudalado, ambicioso y culto, cuyo fulgurante ascenso y fulminante caída, que tantas obras inspiró a muchos escritores españoles, ejemplifican bien los riesgos de la lucha por el poder en la corte de Castilla durante la Baja Edad Media

Edad Media Don Álvaro de Luna, los vaivenes de la fortuna

Pues aquel gran Condestable / maestre que conosçimos / tan privado /no cumple que dél se fable, / sino sólo que lo vimos / degollado

En estos versos de las Coplas por la muerte de su padre, Jorge Manrique recordaba el fatal destino del condestable de Castilla, don Álvaro de Luna, hombre poderoso que había conseguido ser “condestable”, “maestre” de la Orden de Santiago y “privado” del rey Juan II. De nada le valió tanto poder para terminar como acabó decapitado en Valladolid el día 2 de junio de 1453.

Don Álvaro de Luna, condestable y favorito del rey D. Juan II de Castilla, decapitado públicamente en la Plaza Mayor de Valladolid el 2 de junio de 1453, es enterrado de limosna en el cementerio de los ajusticiados extramuros de dicha ciudad, por Eduardo Cano de la Peña, 1858, Madrid, Museo del Prado.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Maria Jesus Fuente
Maria Jesus Fuente
Catedrática de Historia Medieval, Universidad Carlos III (Madrid)

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia