Guardia Pretoriana: la escolta personal del emperador

Capaces de poner y deponer soberanos, e incluso convertirse en máxima autoridad del imperio, esta unidad de soldados de élite, reglamentada por Augusto, fue mucho más que un simple cuerpo de seguridad. Repasamos sus luces y sombras a lo largo de los tres siglos y medio en los que protagonizaron las páginas más gloriosas pero también las más infamantes de la historia de Roma

Historia AntiguaGuardia Pretoriana: la escolta personal del emperador

La guardia pretoriana, la unidad de soldados de élite que, acantonada en la capital del Imperio, prestaba servicio en el entorno inmediato al emperador, es, sin duda, uno de los símbolos más distintivos de la Roma imperial.

Instrumento imprescindible como guardia personal para defender al titular del Imperio y preservarle de conspiraciones, rebeliones y disturbios, su carácter de principal cuerpo de tropas en la Urbe contribuyó a que asumiera una amplia gama de poderes en Roma.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Jose Manuel Roldan Hervas
Catedrático emérito de Historia Antigua, Universidad Complutense de Madrid

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia

Ir a la barra de herramientas