La senda de la Constitución: 1869-76, revolución y restauración

Tras la Gloriosa, las cortes surgidas de las elecciones en 1869 redactaron una ley fundamental que fue la más progresista de su tiempo en Europa. La Restauración canovista llevó aparejada una nueva carta magna, más conservadora, pero muy longeva. Presentamos el contexto político en que se produjeron y el contenido de ambas

DossierLa senda de la Constitución: 1869-76, revolución y restauración

La Constitución de 1869 fue la expresión del espíritu democrático de la Gloriosa Revolución de septiembre de 1868. Los partidos Progresista, Demócrata y la Unión Liberal, que se habían unido para llevar a cabo la revolución, acordaron que, una vez derribado el trono de Isabel II, convocarían Cortes Constituyentes por sufragio universal masculino, para que determinaran la forma de gobierno de España. Y, efectivamente, así ocurrió.

Después de la batalla del puente de Alcolea, que aseguró la victoria de los revolucionarios y obligó a Isabel II a abandonar España, el Gobierno provisional convocó elecciones a Cortes Constituyentes, por sufragio universal masculino, que se celebraron en enero de 1869.

Promulgación de la Constitución de 1869, en una caricatura de La Flaca.

Artículos de este dossier

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Carlos Darde
Catedrático de Historia Contemporánea, Universidad de Cantabria

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad.

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia

Ir a la barra de herramientas