La Guerra de los Treinta años: la paz de Westfalia

Münster y Osnabrück fueron los dos escenarios de la negociación que puso fin al conflicto, aunque sus acuerdos tardaron una década en ratificarse. Revelamos la agenda oculta de cada participante y recordamos que los grandes ganadores fueron Suecia, que consolidó su poder en el Báltico, y Francia, que logró separar las dos ramas de los Habsburgo

DossierLa Guerra de los Treinta años: la paz de Westfalia

Con la llamada paz de Westfalia –denominada así por haberse negociado en dos ciudades de esta región alemana: Münster y Osnabrück–, en 1648, finalizó la guerra de los Treinta Años.

Es habitual caracterizarla como la primera de la Europa Moderna en que el elemento confesional y la prelacía internacional desaparecieron al regirse por los principios de soberanía territorial e igualdad interestatal, inaugurando una nueva forma de articular las relaciones diplomáticas. Además, merced a diversas cláusulas, fue la primera, se dice, en intentar garantizar el equilibrio internacional y el mantenimiento de la paz. Todo ello confluye para que se la considere como un modelo a seguir, alcanzando la categoría de referente para futuras generaciones.

Artículos de este dossier

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Fernando Negredo del Cerro
Fernando Negredo del Cerro
Profesor de Historia Moderna, Universidad Carlos III de Madrid

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad.

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

La Leyenda Negra de Felipe II: reforma y catolicismo

El término de Leyenda Negra fue acuñado por Julián Juderías, en el año 1914, para referirse a las acusaciones que presentan a España como...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia