Sabía usted que el mástil de bandera más alto del mundo está en Tayikistán? ¿Y que el primer presidente de Turkmenistán cambió los nombres de los días de la semana por ser rusos y poco turcomanos? ¿Le han contado que la URSS probó en Kazajistán 456 bombas atómicas? ¿Conoce la costumbre de los hombres de Kirguistán de secuestrar mujeres para casarse con ellas? ¿Había oído que los presos en Uzbekistán son torturados y violados sistemáticamente para obtener su confesión?

A pesar de compartir sufijo en sus nombres, conformar un espacio clave en la antigua Ruta de la Seda o haber sido parte de los poderosos imperios de Gengis Kan o Tamerlán, las cinco exrepúblicas soviéticas de Asia Central son territorios de grandes contrastes y muy desconocidos para la mayoría.

Con el objetivo de acercarnos más a sus realidades, la periodista y antropóloga noruega Erika Fatland ha confeccionado un valioso y entretenido libro de viajes en el que aúna historia, geopolítica y experiencias personales de su recorrido por las ciudades y parajes más destacados del antiguo Turkestán.

La autora nos descubre un grupo de países que, 25 años después de su independencia, siguen buscando una identidad propia. Sus históricos problemas étnicos, heredados de los arbitrarios trazados fronterizos soviéticos, su constante inestabilidad política y fuerte dependencia económica externa (no todos tienen grandes reservas de gas y petróleo) les obliga a vivir en un lapso entre Oriente y Occidente, entre lo viejo y lo nuevo. Rodeados por naciones poderosas (Rusia y China) y otras conflictivas (Irán y Afganistán), miran al futuro con ilusión, pero también con incertidumbre.

Sovietistán. Un viaje por las repúblicas de Asia Central

Erika Fatland 

Barcelona, Tusquets, 2019

496 págs., 24 €

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here