Gandhi, adalid de la verdad

Sólo él, con su aura de santidad, logró unir por un tiempo a hindúes y musulmanes, a intocables y a reyes, contra la dominación inglesa. Pero cometió errores políticos fatales que frustraron su proyecto pacifista y abrieron la puerta a la partición del subcontinente indio entre las dos grandes confesiones

MÁS DEL TEMA...

Cuando Gandhi (Porbandar, 1869) fue asesinado el 30 de enero de 1948 por un fundamentalista hindú, era un anciano de 78 años, con la salud quebrantada por sus repetidas huelgas de hambre y con el espíritu conmocionado por el desastre en el que se había convertido la ansiada independencia de su país.

Se encontraba en Delhi, reponiéndose; venía de Bengala, donde había conseguido terminar con las matanzas entre hindúes y musulmanes, e iba camino del Punjab, donde pensaba utilizar toda su influencia para frenar las matanzas y traslados masivos de población que acompañaron su reparto entre India y Pakistán.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia

similares

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

Lo + visto