Howard Carter

El descubridor de Tutankhamón fue calificado de arisco y solitario. Ningún egiptólogo acudió a su entierro. Pero ni sus más acérrimos detractores pudieron silenciar la genialidad de su trabajo

Mi héroeHoward Carter

Howard Carter (1874-1939) descubrió la tumba de Tutankhamón en noviembre de 1922. Ha sido y es el mayor descubrimiento de la historia de la arqueología. Hasta ahora no ha sido superado ni es comparable con ningún otro hallazgo realizado en ningún otro lugar. Pero, a pesar de todos los logros obtenidos por Carter en vida, éstos no debieron de ser suficientes para sus estirados colegas posvictorianos. El día de su entierro en el cementerio londinense de Putney Vale, no asistió absolutamente nadie del staff egiptológico.

El arqueólogo examina el cofre que contiene la momia del Faraón Niño, Valle de los Reyes, 1922.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

Artículo anteriorJuan de la Cosa
Artículo siguienteLa frontera más antigua de Europa

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Nacho Ares
Historiador y Egiptólogo

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

La Guerra Civil, una cuestión sin agotar

Iluminar el pasado es una de las tareas fundamentales del historiador. Y para conseguirlo necesita valerse de distintas herramientas, como pueden ser la erudición,...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia

Ir a la barra de herramientas