«Irán, cuna de civilizaciones»: historia y arte de la antigua Persia

"Ritón con forma de cebú", cerámica, Edad del Hierro, ca. 1150-850 a.C., Marlik, Gilan. Una de las piezas destacadas de la exposición "Irán, cuna de civilizaciones", que el MARQ de Alicante acoge sobre la historia y el arte de Irán.

Dos centenares de piezas procedentes del Museo Nacional de Irán (con sede en Teherán) exhibe desde el 14 de marzo al 1 de septiembre el MARQ de Alicante, en la exposición Irán, cuna de civilizaciones. La muestra recorre la historia y el arte de Irán, la antigua Persia, desde el Paleolítico hasta el siglo XVIII, a partir de algunos de los tesoros del centró iraní, integrado por el Irān Bāstān (Museo del Antiguo Irán) y el Museo de Arqueología y Arte Islámico de Irán.

"Ritón", oro, período aqueménida, 559-331 a.C., Hamedan. Una de las piezas destacadas de la exposición "Irán, cuna de civilizaciones", que el MARQ de Alicante acoge sobre la historia y el arte de Irán.
«Ritón», oro, período aqueménida, 559-331 a.C., Hamedan. Una de las piezas destacadas de la exposición «Irán, cuna de civilizaciones», que el MARQ de Alicante acoge sobre la historia y el arte de Irán.

Dividida en tres salas, el recorrido de la exposición arranca con un audiovisual que introduce al visitante en la geografía iraní y le descubre la importancia de su Museo Nacional.

El primer espacio presenta los testimonios de los primeros homínidos neandertales y sapiens en la región, diferentes piezas (un molde cerámico, un crisol con restos de cobre, cilindros en piedra para imprimir textos y escenas figurativas…) de la Edad del Cobre iraní (5500-3300 a.C.), cuando surgieron ciudades como Susa; ejemplos de tablillas cuneiformes tras la aparición de la escritura; y dagas y hachas metálicas con decoración geométrica del Imperio Elamita (2.700-1120 a.C.).

La sala segunda se dedica a la denominada Edad de Oro y en ella se pueden contemplar algunas de las joyas que testimonian el poder de la dinastía aqueménida (550-330 a.C.), cuando el reino de Persia se convirtió en un gran Imperio, se erigió Persépolis y alcanzó, con Dario I (521-486 a.C.), su máximo esplendor.

"Relieve", piedra, período aqueménida, 559-331 a.C., Persepolis, Fars. Una de las piezas destacadas de la exposición "Irán, cuna de civilizaciones", que el MARQ de Alicante acoge sobre la historia y el arte de Irán.
«Relieve», piedra, período aqueménida, 559-331 a.C., Persepolis, Fars. Una de las piezas destacadas de la exposición «Irán, cuna de civilizaciones», que el MARQ de Alicante acoge sobre la historia y el arte de Irán.

La última sala se consagra al llamado Renacimiento de Persia, tras el fin del dominio de los Seléucidas, herederos de Alejandro Magno (más información en Alejandro Magno. Hombre, mito, héroe) y el Imperio parto. Descubre asimismo la dinastía de los Sasánidas (224-651), que reconstruyó el poder del antiguo imperio persa, llegó a controlar el paso de la Ruta de la Seda y alcanzó su máxima expansión durante el reinado de Cosroes II (590-628).

"Plato de porcelana china con decoración en azul y blanco", cerámica, siglo XVII, Shaiekh Safi aldin Ardabili, Ardabil. Una de las piezas destacadas de la exposición "Irán, cuna de civilizaciones", que el MARQ de Alicante acoge sobre la historia y el arte de Irán.
«Plato de porcelana china con decoración en azul y blanco», cerámica, siglo XVII, Shaiekh Safi aldin Ardabili, Ardabil. Una de las piezas destacadas de la exposición «Irán, cuna de civilizaciones», que el MARQ de Alicante acoge sobre la historia y el arte de Irán.

Finalmente, Irán, cuna de civilizaciones se adentra en la historia y el arte del Irán islámico, las sucesivas invasiones de raigambre mongola que ocuparon parte de su territorio (como la de Tamerlán) o la dinastía safaví, que fundó un estado persa unificado e independiente de confesión chiita a comienzos del siglo XVI.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here