John Fitzgerald Kennedy

Hizo suya la máxima “política es pedagogía” y dio prioridad a la conciencia individual del político, frente a las responsabilidades debidas al partido y a los electores

MÁS DEL TEMA...

Un joven licenciado en Historia decidió, durante su paso por la Universidad, dedicarse a la política. La llevaba en la sangre. Su abuelo había dedicado su vida a la política local y él era un bullicio de ideas, intentando hacer de su país algo diferente a lo que estaba siendo en aquel momento. Se introdujo en la legislatura y empezó a controlar los entresijos de su partido. Pronto consiguió alcanzar sus objetivos.

Era un joven con futuro, pero con algunos obstáculos importantes en su carrera. No dejaba de ser un emigrante y, por tanto, sin pedigrí. Muy pronto intentó introducirse en la primera línea y recibió un correctivo por parte de los guardianes de la fe de su partido. Recogió velas y se refugió. Y cuando se preparaba de nuevo para intentar otra vez el asalto al Ejecutivo, una grave enfermedad lo postró en la cama durante dos años.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia

similares

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

Lo + visto

Ir a la barra de herramientas