La peregrinación de la Ghriba

Desde hace siglos, esta sinagoga de la isla de Djerba, donde se venera a una mujer santa, celebra una fiesta en primavera a la que acuden judíos tunecinos y de otras partes del mundo

AntropologíaLa peregrinación de la Ghriba

Adonai! ¡Allahu Akbar! proclama una y otra vez el cantante de maluf ante los enfervorizados peregrinos que abarrotan el patio de la sinagoga de la Ghriba. Su entusiasmo al corear este estribillo, repetido durante la interpretación del repertorio de música tradicional propia de la fiesta, es sin duda una significativa muestra de la convivencia milenaria de judíos y musulmanes en la tunecina isla de Djerba, que se hace patente cada año con motivo de su peregrinación a este santuario ancestral.

Situada en el golfo de Gabés, Djerba, la más meridional de las islas del Mediterráneo, con su escaso relieve, sus costas arenosas, su clima benigno y una vegetación en la que compiten palmeras y olivos, ha sido habitada desde tiempos remotos. Su población bereber ya recibió la visita de Ulises y sus compañeros a la vuelta de la guerra de Troya, según cuenta el relato homérico. Luego, habrían de mezclarse con los comerciantes fenicios y cartagineses que también arribaron a sus tierras para instalar sus factorías y que serían más tarde sustituidos por los romanos.

Un grupo de fieles come en el interior de la sinagoga de Djerba. La comunidad judía de la isla no es sefardí y, según la tradición, sus orígenes se remontan a la diáspora que se produjo tras la primera destrucción del templo de Jerusalén.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Asuncion Domenech
Asuncion Domenech
Exdirectora de La Aventura de la Historia

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

Núñez de Balboa: quien a hierro mata a hierro muere

Quinientos años después del ajusticiamiento de Vasco Núñez de Balboa en Acla (Panamá), es un buen momento para recordar su figura y las circunstancias...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia

Ir a la barra de herramientas