Turismo de batallas en Guadalajara.
Los coroneles del IHCM, José Romero y Benito Tauler, durante la presentación de la guía "Guadalajara y sus campos de batalla".

El turismo de batallas ha encontrado en Guadalajara un escenario único para recorrer los últimos tres siglos de historia de España.

La batalla de Brihuega y Villaviciosa, de la Guerra de Sucesión; las hazañas de El Empecinado durante la Guerra de Independencia, o la batalla “de los italianos”, el choque más internacional de la Guerra Civil, son tres destacadas acciones bélicas que tuvieron como protagonista a Guadalajara, esa gran provincia que por su proximidad a la capital del Estado y su nudo de comunicaciones con el Noreste (“la carretera a Francia”) ha jugado un papel preponderante como teatro de operaciones militares.

El turismo de batallas que propone la guía “Guadalajara y sus campos de batalla”, con detalladas descripciones de los enfrentamientos armados, parte del Palacio del Infantado de la capital hacia las localidades de Torija, Trijueque, Palacio de Ibarra, Mirador de Brihuega y Monumento Villaviciosa-Brihuega, donde han combatido ejércitos internacionales -portugueses, austriacos, holandeses, franceses, ingleses, italianos- en los últimos 300 años de historia de España.

“Esta guía va a ser un referente turístico, aparte de para este público que le gusta el escenario militar, porque van a poder compatibilizar con el escenario gastronómico, artístico y cultural de la provincia”, dijo José Manuel Latre, presidente de la Diputación Guadalajara, en la presentación de la ruta a los medios de comunicación en junio.

Turismo de batallas en Guadalajara.

Los visitantes interesados en el circuito dispondrán de la guía “Guadalajara y sus campos de batalla” en las oficinas de Turismo y tendrán también la posibilidad de completarlo con visitas a otros municipios que tuvieron su importancia en las guerras carlistas, sobre todo en la primera (1833-1840), con la que buscaron amenazar directamente Madrid. Sería el caso de Cogolludo, Jadraque, Sigüenza, Abánades, Molina de Aragón y Fuerte de San Francisco, en la ciudad de Guadalajara, que cuentan con iglesias y conventos, palacios y castillos, fortalezas o trincheras y fortificaciones de gran interés cultural.

“Yo creo que hay público para este tipo de turismo, el turismo de las batallas, donde se recrean la historia de nuestra provincia y de nuestro país… para que vengan muchos más visitantes a la capital y provincia”, señaló la Isabel Nogueroles, concejala de Turismo del Ayuntamiento de Guadalajara.

Castillo de Torija, siglo IX, levantado inicialmente por los Templarios, una de las paradas de la guía "Guadalajara y sus campos de batalla".
Castillo de Torija, siglo IX, levantado inicialmente por los Templarios.

La guía ha sido elaborada por los coroneles Infantería DEM José Romero y Benito Tauler (con amplia experiencia en este tipo de actividades), del Instituto de Historia y Cultura Militar (IHCM) junto a Felicidad Roquero, del Servicio de Turismo de Guadalajara, una ciudad muy ligada a la cultura castrense con la instalación allí de Academia de Ingenieros en 1833, y hoy sede del Archivo General Militar, el Fuerte de San Francisco, o el Cuartel de San Carlos.

La Subdelegación de Defensa de Guadalajara, la Diputación y el Ayuntamiento de la capital se han involucrado en un proyecto, el primero que elabora el IHCM para la difusión de la historia militar y la promoción del turismo. 

Las rutas por campos de batalla, conocidas internacionalmente como Battle tours, tienen tradición en Europa y EEUU, siendo las más famosas Waterloo (1815), Normandía, Árdenas, Montecasino (2ªGM), Verdún e Ypres (1ªGM), y Gettisburg (Guerra Secesión americana).

 

Monumento Brihuega-Villaviciosa, escenario bélico de la Guerra de Independencia.
Monumento Brihuega-Villaviciosa, escenario bélico de la Guerra de Independencia.

 

En España existen visitas a localidades con un claro interés histórico cultural y militar como Numancia, Sagunto, Arapiles o Brunete.

Los distintos ayuntamientos implicados en el recorrido valoran el potencial turístico de esta ruta de batallas para ofrecer visitas guiadas, pero por el momento cuentan con el recurso de una guía metódica y didáctica elaborada por expertos militares.

Iciar Reinlein

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here