El paisajista escocés David Roberts (1796-1864) y el artista ferrolano Genaro Pérez Villaamil (1807-1854) fueron gigantes del arte topográfico en la era romántica. Entre ambos produjeron varios cientos de vistas de paisajes y monumentos españoles –castillos, catedrales, conventos, palacios–, a menudo animados con un toque de vida local.

Perfectamente versados en las convenciones estéticas de lo pintoresco y lo sublime, Roberts y Villaamil construyeron una imagen romántica de España en el siglo XIX que todavía tiñe hoy la percepción que se tiene de ella. Hace ya mucho que los historiadores habían señalado la influencia de Roberts sobre Villaamil, pero nunca hasta ahora se había estudiado en detalle.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here