Expositor del arte rupreste en el Sahara Occidental en el Museo Arqueológico Nacional.
Expositor del arte rupreste sahariano en el Museo Arqueológico Nacional.

El Museo Arqueológico Nacional conserva entre sus colecciones prehistóricas un importante volumen de material procedente del arte rupestre sahariano, reunido por investigadores y coleccionistas cuando el Sahara Occidental,se encontraba bajo soberanía española. Hasta finales de septiembre la vitrina CERO presenta una destacada selección de lajas grabadas con motivos animalísticos, que nos permiten acercarnos al mundo simbólico de los creadores de este arte prehistórico.

El arte rupestre sahariano se fecha entre el final del Paleolítico y el período preislámico, con especial desarrollo durante el Neolítico. Sus representaciones de especies salvajes, como antílopes, leones, e incluso elefantes, que hoy solo se encuentran en regiones más húmedas, nos hablan de los cambios climáticos que han convertido a esta parte del mundo en el desierto que hoy conocemos. Estas representaciones, que dominan en los primeros momentos, serán sustituidas paulatinamente por bóvidos, como expresión del desarrollo paulatino del pastoreo en la región.

Las técnicas empleadas en las piezas presentadas son diversas, incluyen el piqueteado -la técnica más simple y abundante-, la incisión y la abrasión, siendo esta última la forma en la que han sido trazados los grabados mejor definidos y acabados.

La vitrina CERO permite, además, recorrer la evolución estilística de este tipo de arte, donde en un primer momento dominan las representaciones con tendencia naturalista, a veces con figuras de gran tamaño, tendiendo con el tiempo a una mayor esquematización en las representaciones.

Para saber más sobre la impronta que el hombre dejó miles de años atrás en la Península Ibérica, Canarias y Baleares y los diez lugares imprescindibles que se pueden contemplar en la actualidad, como los yacimientos de Altamira (Cantabria) y Atapuerca (Burgos), el Prado del Navazo (Teruel), la Cueva de la Pileta (Málaga), la Naveta des Tudons (Menorca),  la Cueva Pintada (Gran Canaria), la Cueva de los Caballos (Castellón): De Altamira a la Cueva Pintada: los diez parques clave de la España prehistórica.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here