Dilemas de la doble identidad de los moriscos

La conversión forzosa de los moriscos y la mala calidad de la evangelización dejó en el limbo religioso a gran número de españoles. Analizamos los sentimientos encontrados de quienes querían mantener su fe y permanecer en la tierra en que habían vivido durante generaciones. Dos de ellos, uno en el interior y otro en el exilio, dejaron textos que revelan ese desgarro

Monarquía HispánicaAustriasDilemas de la doble identidad de los moriscos

A partir de 1526, con la conversión forzosa al cristianismo de los últimos mudéjares de España, los de la Corona de Aragón, ya no quedaban en la península ibérica españoles de otra religión que no fuera la cristiana. O, al menos, esa era la teoría sostenida por el Estado y la Iglesia. La realidad, por supuesto, era bien otra. La conversión forzosa de miles de judíos y musulmanes españoles –en 1492 y antes (para los judíos); entre 1499 y 1502 (para los musulmanes de Granada y los mudéjares de Castilla), y en 1525 y 1526 (para los mudéjares de Valencia y Aragón)– dejó a un gran número de españoles en una especie de limbo religioso, con una doble identidad, sin ser ni una cosa ni otra.

Artículos de este dossier

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Trevor J. Dadson
Trevor J. Dadson
Catedrático Emérito de Estudios Hispánicos de Queen Mary, Universidad de Londres

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad.

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

Mariana de Pineda en capilla (por Juan Antonio de Vera Calvo, 1862, Madrid, Congreso de los Diputados).

Mariana Pineda y la libertad

¡Oh que día tan triste en Granada, que a las piedras hacía llorar, al ver a Marianita Pineda en cadalso, por no declarar! El romance recuerda a la...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia