La expulsión de los moriscos

En 1609, Felipe III decretó la expulsión de los moriscos por temor a que se convirtieran en una quinta columna del turco y por reforzar su imagen internacional. Unas 300.000 personas, integradas durante generaciones, hubieron de abandonar sus hogares. Algunos regresaron, pero la mayoría se instaló en el norte de África

Monarquía HispánicaAustriasLa expulsión de los moriscos

Cuando el 4 de abril de 1609 se decidió la expulsión de los moriscos de todos los territorios de España, tanto Felipe III como los miembros del Consejo Real eran conscientes de emprender una operación excepcionalmente compleja. Sabían que el número de esta minorías dispersada entre muchos reinos de la monarquía era alto, posiblemente entre 300.000 y 350.000, lo que representaba entre el cuatro y el cinco por ciento de la población total, que podemos evaluar en siete millones de personas.

Artículos de este dossier

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Bernard Vicent
Bernard Vicent
Director de estudios emérito de EHESS (París)

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad.

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

José Zorrilla

Ni fue un héroe, ni un rey, ni un rebelde muerto gloriosamente en las barricadas de alguna revolución europea. Fue un poeta, y ya...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia