Los niños moriscos: esclavos, criados y botín de guerra

La expulsión planteó el dilema de qué hacer con los chiquillos demasiado jóvenes para ser considerados infieles incorregibles. Resumimos las diferentes posturas de los teólogos y narramos el trágico final de muchos menores, robados a sus padres, usados como moneda y marcados con hierros al rojo para convertirlos en mano de obra servil

Monarquía HispánicaAustriasLos niños moriscos: esclavos, criados y botín de guerra

El 22 de septiembre de 1609, un bando del marqués de Caracena, virrey de Valencia, ordenaba la expulsión de los moriscos de aquel reino por traidores y apóstatas. Era el principio de un proceso general de deportación que afectó a todas las comunidades moriscas de España.

Pese sus desastrosos efectos demográficos y económicos, con el destierro de unos 272.000 españoles, cristianos nuevos de nombre pero musulmanes de corazón, se quiso eliminar al enemigo interior y acallar las críticas internas por la capitulación ante los herejes protestantes en la Tregua de Amberes. La pérdida de reputación –idea obsesiva durante el reinado de Felipe III– que suponían las paces con Francia, Inglaterra y las Provincias Unidas, hizo que se planteara la expulsión como una operación de alto contenido propagandístico para realzar a una monarquía en horas bajas.

Artículos de este dossier

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Antonio Fernandez Luzon
Antonio Fernandez Luzon
Doctor en Historia

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad.

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

La huelga general revolucionaria de 1917

La neutralidad de España en la Gran Guerra, además de generar inmensos beneficios a muchos empresarios, fue el detonante de una profunda crisis del...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia