Fernando VII y Napoleón: la Corona tenía un precio

Prisionero de Napoleón, ante el que mostró un gran servilismo, el monarca firmó en 1813 un acuerdo con Francia para recuperar su libertad y el trono. Desvelamos las añagazas y presiones del emperador para doblegar la voluntad de su regio cautivo, interesado ante todo en restaurar el absolutismo a su regreso a España

Edad contemporáneaFernando VII y Napoleón: la Corona tenía un precio

A finales de 1813, Napoleón atravesaba una situación muy difícil. La sexta coalición aliada formada contra el Imperio había obtenido importantes victorias sobre los ejércitos franceses, primero en Rusia y, más tarde, en España y Alemania. Tras la Batalla de Leipzig, también conocida como Batalla de las Naciones, cada vez era más evidente que el combate final iba a tener lugar sobre suelo francés. Al sur del Imperio, las fuerzas de Wellington amenazaban ya con superar la frontera y, en colaboración con los españoles, adentrarse en Francia. Napoleón se resistió a utilizar a Fernando VII para liquidar su presencia en España y erosionar esta colaboración que amenazaba el mediodía francés, pero la situación no le ofrecía demasiadas posibilidades.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Pedro Rujula
Pedro Rujula
Profesor titular de Historia Contemporánea, Universidad de Zaragoza.

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

Teneguía

La erupción volcánica del Teneguía

La antepenúltima erupción histórica que ha tenido lugar en el archipiélago canario –la penúltima fue la del volcán submarino Tagoro, en octubre de 2011,...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia