Julián Romero, un soldado del siglo XVI

La vida de este maestre de campo, que combatió en todos los frentes de batalla que tuvieron abiertos Carlos V y Felipe II, ilustra a la perfección el funcionamiento y el espíritu del ejército de la Monarquía Hispánica. Recordamos las batallas en que tomó parte y las obras literarias y artísticas que inspiró a sus contemporáneos

MÁS DEL TEMA...

Nació Julián Romero de Ibarrola en un pueblo de Cuenca en 1518, hijo de padre vizcaíno y madre conquense. Su lema fue: “No se puede ser/vivir sin principio ni razón”. Y fiel a esta creencia, según las crónicas, fue hombre de honor, leal y valiente, que ha tenido en España un reconocimiento quizá menor del merecido, a pesar de su gran fama en los principales países europeos, en su tiempo y años más tarde, que hizo de él un personaje de interés histórico, literario y artístico.

Su vida estuvo repleta de episodios bélicos en los que participó de forma destacada. Resultó varias veces herido y por méritos en el combate ascendió, desde sus iniciales cometidos de mozo de tambor y mochilero, hasta el más alto puesto militar: maestre de campo general.

Julián Romero, con hábito de la Orden de Santiago, por el Greco o un seguidor, en un óleo pintado entre 1612 y 1618. Junto a él aparece su santo patrono, que puede ser reconocido como san Luis, rey de Francia.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia

similares

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

Lo + visto