La España de Carlos V: gobernar el mundo

La conquista del planeta ofreció a la Monarquía Hispánica nuevas oportunidades comerciales, pero también planteó problemas sociales y filosóficos. Analizamos un cambio de paradigma sinigual y explicamos cómo los Habsburgo utilizaron la riqueza del imperio, los impuestos y miles de soldados para mantener sus posesiones familiares

Monarquía Hispánica Austrias La España de Carlos V: gobernar el mundo

Seis aristócratas totonacas desembarcaron en Sanlúcar de Barrameda el Día de los Difuntos de 1519 a bordo de la nao Santa María de la Concepción. No consta en las fuentes si estos primeros embajadores indígenas de las Américas que vinieron a descubrir España tuvieron la suerte de catar unos tragos de manzanilla y una ración de langostinos, pero lo creo probable. Llegaron mandados por sus caciques, según cuenta el nuncio papal, a negociar un tratado con el joven rey, Carlos de Gante. Como todos los diplomáticos, venían a espiar.

Viajaron a España a invitación de Hernán Cortés, quien en esos momentos avanzaba con su ejército de quinientos españoles, los jefes totonacas Truchios, Manexos y Tamaius y 4.000 indígenas hacía la capital azteca de Tenochtitlán. Enseguida, la nao siguió su derrota Guadalquivir arriba hasta llegar al Arenal de Sevilla el 5 de noviembre.

El Emperador Carlos V con el bastón, por Juan Pantoja de la Cruz. Copia de un retrato de Tiziano. Museo del Prado.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Robert Goodwin
Historiador. Autor de "España. Centro del mundi, 1519-1682 (La Esfera de los Libros)

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

Un valioso retrato de la España contemporánea

Paul Preston nos tiene acostumbrados a excelentes libros y títulos tremendistas, como en este caso. ¿Traición al pueblo? Tal vez sería mejor subrayar que...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia