La Orden de Carlos III

Aunque la gran orden del sistema premial español nació para condecorar a aquellos cuyas acciones eran buenas para el país y la corona, no estuvo al alcance de la ciudadanía hasta 1847. Repasamos su evolución y sus cambios desde 1771 hasta hoy

Monarquía HispánicaBorbonesLa Orden de Carlos III

En enero de 1716, hace ahora algo más de trescientos años, vio la luz en el viejo Alcázar Real de Madrid el que tiempo después se convertiría en el rey ilustrado por excelencia, Carlos III. En 2016 se celebró el trigésimo aniversario de su nacimiento, que recordó al gran público la importancia de este soberano que comenzó una política reformista acorde con los postulados de la Ilustración y en la línea iniciada por otros monarcas europeos. Mucho se conoce de la vida y de la obra de aquel rey, pero solo queda como anecdótico un hecho trascendental: que a él se debe la creación de la que hoy sigue siendo la primera orden de mérito del Estado español, la orden que lleva su nombre, la orden de Carlos III.

LAS CLAVES

REQUISITOS ORIGINALES. Limpieza de sangre y nobleza hasta los bisabuelos, jurar fidelidad al rey y tener una vida cristiana.

APERTURA Y ADAPTACIÓN. Desde 1847, la orden se amoldó a los nuevos tiempos y empezó a premiar los “méritos en la esfera civil”.

GRADOS Y DISTINCIONES. Hay cinco categorías: el collar, la gran cruz, la encomienda de número, la encomienda y la cruz de Carlos III.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Carlos Nieto
Carlos Nieto
Doctor en Historia Contemporánea y profesor en la UCM y el IES Abroad Madrid

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

El motín del Bounty

El 28 de abril de 1789, en aguas de la Polinesia, el teniente Fletcher Christian encabezó un motín de ocho marineros que se apoderó...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia