María Ana de Austria

Hija de don Juan de Austria, estuvo involucrada en la conjura del pastelero de Madrigal. Felipe II la condenó a vivir en un convento. Muerto el rey, se convirtió en abadesa del monasterio de las Huelgas

MÁS DEL TEMA...

Mis héroes históricos acostumbran a ser personajes que partiendo de tenerlo todo en contra, superaron todo tipo de obstáculos para sobrevivir, se propusieron objetivos, usaron sus armas, hallaron sus aliados y, no solo sobrevivieron, sino que mejoraron notablemente el destino que aparentemente tenían trazado.

Tuvo don Juan de Austria, que no llegó a casarse nunca, dos hijas reconocidas: una en Nápoles, doña Juana que, protegida por su tía Margarita de Parma, logró llevar una vida normal y casarse con un noble italiano, el príncipe de Butera. La otra, Ana, en España, lo tuvo mucho más difícil.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia

similares

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

Lo + visto

Ir a la barra de herramientas