Plaza Mayor de Madrid: de arrabal a corazón urbano

Sin abandonar su función de mercado, desde su construcción albergó todo tipo de actos: algunos festivos, como juegos, bailes o teatro, otros más oscuros, como los autos de fe. Repasamos su evolución 400 años después de iniciarse las obras que le dieron su forma actual

Edad Moderna Plaza Mayor de Madrid: de arrabal a corazón urbano

El espacio que forma la plaza Mayor de Madrid tiene su origen en la Edad Media. En el siglo XIII, cuando la villa estaba protegida por una fuerte muralla flanqueada por las cavas, se trataba de una explanada en las afueras de la puerta de Guadalajara.

Por su orografía y, según algunos autores, debido a la construcción de las cavas en las que rebosaba agua en época de grandes lluvias, en este lugar se formaba una esporádica laguna que recibió el nombre de Luján. Con el tiempo, este sitio se transformó en un mercado en el que se podía vender sin pagar lo que cualquier género tributaba al traspasar las puertas de la villa.

Juego de cañas. El pintor Juan de la Corte representó en su obra Fiesta en la plaza Mayor uno de los espectáculos habituales de la época. La escena, pintada hacia 1630, se encuentra en el Museo de Historia de Madrid.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Pedro Lopez Carcelen
Pedro Lopez Carcelen
Escritor e ilustrador

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia