Venecia, el imperio flotante: la ciudad nenúfar

Puerta de oriente por su situación estratégica en el Adriático y su activo comercio con el turco, la ciudad lacustre, que deslumbró ya desde sus orígenes, forjó un floreciente imperio mercantil. En este Dossier admiramos su belleza legendaria y la fuerza que sigue irradiando

DossierVenecia, el imperio flotante: la ciudad nenúfar

Venecia es un nenúfar flotando entre el cielo y el agua. El cielo se mira en el espejo del agua. El agua devuelve el reflejo del cielo. En medio brota una isla sostenida por un bosque. Una ciudad ilusoria de raíces vegetales, pues el secreto de su construcción que tanto intrigaba a los viajeros estaba en sus cimientos de roble y alerce. La suma de pilares –más de un centenar de pequeñas islas–, reforzados con calizas y petrificada la madera por el salobre, iba formando las calles, las plazas y los puentes entre canales. Venecia es, pues, un archipiélago varado entre la Tierra Firme y el mar Mediterráneo.

El muelle de Venecia, próximo a la plaza San Marcos, por Canaletto (1697-1768).

Artículos de este dossier

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Pedro Garcia Martin
Catedrático de Historia Moderna, Universidad Autónoma de Madrid

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad.

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

Groucho Marx, el cómico filósofo

Hijo de Sam Marx, de origen alsaciano, “el peor sastre de Nueva York”, como lo calificó su propio hijo en sus memorias, y de...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia

Ir a la barra de herramientas