El Cid, icono de pragmatismo

Cuando aparece el Poema del Mío Cid, hacia 1210, la presión almorávide hacía sentir a los reinos cristianos la necesidad de pactar para sobrevivir. El caudillo encarnó el valor del compromiso

Edad Media El Cid, icono de pragmatismo

El personaje histórico de Rodrigo Díaz nació en Vivar, cerca de la ciudad de Burgos, hacia el año 1048, en el seno de una familia nobiliaria emergente de la plena confianza del rey Fernando I, opuesta tanto a la alta nobleza castellana como a la tradicional nobleza leonesa a la que pertenecerá su mujer Jimena. Algunos cronistas dicen que su padre, Diego Laínez, era descendiente de los míticos jueces castellanos.

El primer hito de la vida épica de Rodrigo lo marca la presunta venganza que hace del conde Lozano, que había ofendido a su padre. El tal conde Lozano sería, justamente, el padre de Jimena, con lo que el conflicto entre el amor y el deber estaba servido.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

Artículo anteriorMaría Ana de Austria
Artículo siguienteVerbenas de San Pedro

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ricardo Garcia Carcel
Catedrático de Historia Moderna, Universidad Autónoma de Barcelona

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

Portada de "Historia verdadera y famosa del Cid Campeador D. Rodrigo Diaz de Vivar: sacada de los mas célebres y gravísimos autores y expurgada de varias fábulas y mentiras que traen algunas historietas o romances antiguos...", impresa en el siglo XVIII.

El Cid, la historia y el mito

Apenas una decena de textos cristianos y musulmanes recogen información sobre la figura histórica de Rodrigo Díaz de Vivar. Una cifra que puede parecer...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia

Ir a la barra de herramientas