El Rey Planeta cabalgando por el cielo de Madrid

La estatua de Felipe IV en la Plaza de Oriente es un prodigio escultórico y una metáfora del poder en la que trabajaron tres maestros: Pietro Tacca, Galileo Galilei y Pedro Martínez Montañés

MÁS DEL TEMA...

De Madrid, el cielo” fue el lema de los cronistas para elogiar la conversión de la Villa en Corte en 1561. Cantaban ese azul traslúcido mecido por vientos serranos y ese blanco algodonoso de las nubes que retrataron los pinceles velazqueños. Nada que ver con la deformación vulgar “de Madrid al cielo”. Porque este paisaje capitalino no invita a un viaje de ascensión, sino a un rito de asunción, en el que el cosmos eleva al Rey Planeta para que cabalgue por sus prados de estrellas.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia

similares

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

Lo + visto

Ir a la barra de herramientas