La Shoah: del antisemitismo a la Solución Final

La locura genocida del III Reich exterminó a seis millones de judíos. Recorremos la trayectoria del racismo nazi, desde las Leyes de Núremberg al Protocolo de Wannsee, y sus efectos criminales sobre los judíos de los países controlados por los alemanes

Edad contemporáneaLa Shoah: del antisemitismo a la Solución Final

Hessy Levinson Taft tenía seis meses cuando apareció como prototipo del niño ario en la portada de Gonne ins Haus, en la primavera de 1935. El autor de la fotografía había tomado el pelo a aquella publicación racista dedicada a la familia, enviando a su concurso el retrato de un bebé judío. Aún quedaban varios años para la Shoah, pero desde que Hitler había accedido al poder, en enero de 1933, la situación de los judíos había empeorado paulatinamente. No obstante, hasta 1935 no pudo considerarse desesperada, tanto que algunos aún conservaban un resto de sentido del humor. Habían sufrido boicots económicos, prohibición de ejercer profesiones relacionadas con la Universidad, la Justicia, la Sanidad, el Ejército y la Administración del Estado y se había limitado a un 1,5 por 100 su acceso a la enseñanza pública… Esas acciones originaron una oleada de emigraciones en busca de seguridad, trabajo y libertad, pero en la primavera de 1935, el 85 por 100 de los judíos alemanes aún seguían en sus hogares, suponiendo que el furor antisemita se aplacaría… porque “nunca llovió sin que al final escampara”.

Pero, en septiembre de 1935, la situación empeoró con la publicación de las Leyes de Nuremberg, que prohibían los matrimonios y las relaciones sexuales o laborales entre alemanes y judíos, a los que se privaba de la ciudadanía alemana y de derechos civiles… La legislación racista se desarrolló vertiginosamente, acumulando 1.400 disposiciones antisemitas antes de la guerra. Al final, apenas podían aparecer en zonas públicas: les estaban vedados los cines, teatros, conciertos, escuelas, áreas de descanso y determinadas zonas urbanas. Se llegó incluso a prohibirles la posesión de animales domésticos.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ricardo Angoso
Ricardo Angoso
Sociólogo y periodista

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

La muerte de Viriato, jefe de los lusitanos (1807), en una recreación pictórica de José Madrazo.

Viriato

Cada tiempo tiene sus héroes. En esta actualidad global, digital, tecnológica y futurista, los héroes tienen superpoderes, alianzas mágicas y conexiones cósmicas (Supermán, Bola...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia