Salamina: “Marchad, hijos de los griegos”

Tras la derrota de las Termópilas, los helenos lograron frenar el avance persa hacia Europa con una milagrosa victoria en septiembre del año 480 a. C. Describimos la estrategia naval de los griegos, que cercaron la flota de Jerjes, muy superior a la suya, y hundieron cientos de sus barcos

Historia AntiguaGreciaSalamina: "Marchad, hijos de los griegos"

Marchad, hijos de los griegos, liberad la patria, liberad a vuestros hijos y a vuestras mujeres, los santuarios de los dioses de vuestros padres y las tumbas de vuestros antepasados: es la batalla suprema! (Esquilo, Los Persas, versos 401-405).

En los últimos días de septiembre del año 480 a.C., una flota griega se enfrentó y derrotó a la armada persa en aguas de la sagrada isla de Salamina, situada frente a las costas de Atenas. Fue aquella una batalla decisiva para la suerte de Grecia y, dado lo mucho que la civilización occidental se fundamenta en la griega, para nosotros mismos.

En realidad, la batalla naval de Salamina es el resultado último de la política de anexión de ambas orillas del mar Egeo por parte de los persas, que hunde sus raíces en el propio origen del imperio y que tiene sus antecedentes más próximos en el rey Darío, que emprendió la expansión persa por tierras europeas, cruzando el Bósforo y llegando hasta las misma fronteras de Macedonia, que convirtió en un reino sometido. Asimismo, ocupó las islas del Egeo, como la importante Naxos, punto fundamental en las rutas navales comerciales y de comunicación que cruzaban el Egeo (Heródoto 6.95.2).

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

Artículo anteriorEl Barón Rojo
Artículo siguienteTruman Capote

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Jose Pascual
Departamento de Historia Antigua, Universidad Autónoma de Madrid

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

El láser infrarrojo y ultravioleta ha sacado a la luz el mármol original de las esculturas, revelando su pátina primigenia de color naranja. © Acropolis Museum. Fotografías de Giorgos Vitsaropoulos.

Las cariátides recuperan el color en el Museo de la Acrópolis

Con un impresionante legado histórico y una gran riqueza patrimonial, Atenas y el Museo de la Acrópolis son, sin lugar a dudas, dos de...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia

Ir a la barra de herramientas