Un castillo versallesco para el rey sin corona

Heredero de la fortuna de los Príncipes Condé, Enrique de Orleans recuperó la memoria de sus ancestros en Chantilly, dotándolo de una gran colección de pinturas de Rafael, Botticelli y Poussin

MÁS DEL TEMA...

A una hora de París, Chantilly es una villa tranquila cuya economía se consagra, fundamentalmente, al caballo. Es conocida por sus carreras, que celebra desde el siglo XIX, y otros deportes hípicos, como el polo. Y sobre todo por el castillo, que se remonta, en sus ocho siglos, a los más ilustres linajes en la historia de Francia.

Enrique de Orleans (1822- 1897), el duque de Aumale, es la figura principal –con permiso del Grand Condé– a quien cabe asociar el actual dominio de Chantilly, formado por el mencionado castillo, sede del Museo Condé, los Grandes Establos y el Museo del Caballo, el edificio de exposiciones del Jeu de Paume y los jardines: 115 hectáreas con varias muestras del paisajismo de los siglos XVII al XIX.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia

similares

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

Lo + visto

Ir a la barra de herramientas