De Versalles a la anexión de los Sudetes

Tras un periodo de inestabilidad inmediato al fin de la Gran Guerra, Europa disfrutó durante los años veinte de una etapa de distensión de las relaciones internacionales, orientadas hacia el pacifismo y la cooperación. Pero la crisis del 29 cambió todo. Explicamos el fracaso de los equilibrios y la deriva hacia la contienda

DossierDe Versalles a la anexión de los Sudetes

El llamado periodo de entreguerras, entre 1919 y 1939, condujo –como su propio nombre indica– hacia la segunda gran conflagración mundial. Pero aquel ventenio no fue turbulento en su totalidad, pues también disfrutó de un breve periodo de estabilidad y distensión, que quizá habría podido evitar la deriva final si algunos de los actores del momento no la hubieran hecho deliberadamente inevitable.

La primera fase de ese ventenio, entre 1919 y 1924, estuvo presidida por la más completa inestabilidad económica y política de la inmediata posguerra mundial.

Artículos de este dossier

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ricardo Miralles
Ricardo Miralles
Catedrático de Historia Contemporánea, Universidad del País Vasco

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad.

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

El congreso del Sputnik en Barcelona

Fue entre la madrugada del 4 y el 5 de octubre de 1957 cuando los seres humanos pudieron oír, en varias partes del mundo,...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia