El reino de Asturias: controversia religiosa

La nueva entidad política precisaba de una iglesia también nueva. Enmarcamos en esta necesidad el rechazo a la teoría del obispo de Toledo Elipando que, al considerar a Cristo hijo adoptivo de Dios, abría la posibilidad de un cisma. Alfonso II, como su aliado Carlomagno, optó por la tesis contraria, la que Beato de Liébana defendió en uno de sus tratados

DossierEl reino de Asturias: controversia religiosa

La entidad política que se genera en el norte de la península ibérica a resultas de la rebelión de Pelayo es, obviamente, un reino cristiano. Quienes redactaron las crónicas que constituyen la base fundamental de nuestro conocimiento sobre el periodo subrayaron este contenido religioso al narrar lo sucedido en Covadonga. Los milagros que nuestras fuentes hacen aparecer en el contexto de la batalla también tienen una potente carga cristiana, mostrando el favor de Dios frente a los enemigos de la fe.

Artículos de este dossier

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Amancio Isla
Amancio Isla
Catedrático de Historia Medieval, Universitat Rovira i Virgili, Tarragona.

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad.

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

Fernando III el Santo, la edad de oro de Castilla

Valladolid, 2 de julio de 1217. En las afueras de la ciudad se proclama al infante Fernando, de unos dieciséis años, como rey de...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia