Kierkegaard, el primer existencialista

Enfermizo, deforme, excéntrico y polémico hasta su muerte a los 42 años, el padre del “vértigo de la libertad” y de la angustia vital nacía en Copenhague en mayo de 1813

MÁS DEL TEMA...

A los ciento cincuenta años del nacimiento de Kierkegaard, el 5 de mayo de 1813, su pensamiento se mostraba en su mejor forma. Mucho más que en la época en la que le tocó vivir para la que siempre fue un excéntrico incomprendido, de modo que en 1964 la Unesco organizó unas jornadas bajo el título Kierkegaard vivo, donde participó lo más granado de la intelectualidad como Heidegger, Karl Jaspers, Gabriel Marcel o Jean-Paul Sartre.

Hoy, más de doscientos años después de su nacimiento, el legado del danés sigue siendo básico para el individuo contemporáneo instalado definitivamente en esa identidad, la de individuo, y visitante a tiempo parcial –o no tan parcial– de otros conceptos kierkegaardianos como la angustia, la desesperación o el vértigo. Su obra traspasa los siempre abiertos campos de la filosofía y se extiende por los de la literatura.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad

Menú

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia

similares

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

Lo + visto

Ir a la barra de herramientas