Magallanes y Elcano: regreso a España

Tras la muerte de Magallanes, Juan Sebastián Elcano, que había salvado su vida tras el motín de San Julián, acabó al frente de la Victoria, compró clavo en las Molucas y emprendió el regreso a España, rodeando África por la ruta de los portugueses. Trazamos la biografía del marino guipuzcoano que completó la vuelta al mundo y murió en su siguiente viaje al Pacífico

DossierMagallanes y Elcano: regreso a España

Natural de Guetaria (Guipúzcoa), la opinión más generalizada sitúa su nacimiento en 1486, en la familia de Domingo Sebastián del Cano y Catalina del Puerto –a la que, en su testamento, Elcano califica de viuda y titula doña, atribuyéndole condición hidalga–. Juan Sebastián tuvo cinco hermanos y al menos dos hermanas; tres fueron marineros, profesión por la que Juan Sebastián mostró una precoz inclinación, adquiriendo gran experiencia naval y llegando a ser maestre de una nao. María Hernández de Hernialde fue madre de su hijo Domingo, y María de Vidaurreta, de una hija que vivía en Valladolid.

Con su nao estuvo al servicio real en operaciones en el Mediterráneo, pero no debió de tener suerte porque, para pagar las deudas contraídas, hubo de vender su nave a unos extranjeros, pese a las prohibiciones existentes que calificaban como delito tales ventas. Pudo eludir la acción de la justicia y a finales de 1518, posiblemente, estaría en Sevilla.

Este contenido no está disponible para ti. Puedes registrarte o ampliar tu suscripción para verlo. Si ya eres usuario puedes acceder introduciendo tu usuario y contraseña a continuación:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Avatar
Enrique Martinez Ruiz
Catedrático emérito de Historia Moderna, Universidad Complutense de Madrid

Dossiers

Especiales temáticos sobre los grandes acontecimientos de la Humanidad.

Menú

Multimedia

Mapas e infografías de batallas, migraciones, grandes monumentos…

te puede interesar...

La Loba Capitolina, símbolo de Roma

El valor simbólico de algunas obras de arte supera con mucho su calidad estética. Es el caso de la Loba Capitolina, la famosa estatua...

Mi héroe

Una visión muy personal de los protagonistas de la Historia

Ir a la barra de herramientas